HISTORIA

La Paz Golf Club, fue organizado por personeros británicos que llegaron al país a principio de siglo, como funcionarios de las más importantes empresas ferroviarias que tendieron sus líneas en nuestro extenso altiplano ("The Bolivian Railway" y "Peruvian"). A ellos se les unieron personalidades de nuestro medio quienes impulsaron en 1912, la fundación del primer campo de golf, situado en El Alto, con 9 hoyos primero y completando luego a los 18, par 72 sobre una extensión  aproximada de 130 Hectáreas y una altitud de 4.000 m.s.n.m. Al este de la vía caminera hacia Viacha y Oruro, denominando a la nueva institución "La Paz Golf Club" en razón de haber coincidido su creación, con la fecha de fundación de la ciudad de La Paz. En ese entonces, los "greenes" y "bunkers" eran de arena traída desde Oruro.

El nuevo Club en Mallasilla se remonta a mediados de la década de los 40, con la adquisición de esta propiedad en la que debieron invertirse más de dos años para limpiarla de piedras y construir los primeros 9 hoyos provisionales, luego de incansables análisis y pruebas de pastos para lograr la primera cancha de césped en el país.

Años más tarde se completó la construcción de los 9 hoyos restantes dotándolos de riego adecuado aprovechando la laguna existente en la parte alta que, al resultar insuficiente, demandó la construcción de otra aledaña desde donde a través de acequias y canales, se alimentaba de agua a la cancha.

Durante varias décadas de constante esfuerzo, se fueron desarrollando sistemas más adecuados para el riego de la cancha, implementando una importante red de tuberías para riego por aspersión y la construcción de una represa. Gracias a ello, podemos conservar además del césped de la cancha, los millares de árboles y plantas que engalanan nuestros predios. Así, con el esfuerzo desinteresado de varios y distinguidos socios, hoy es posible disfrutar de la cancha de 18 hoyos más alta del mundo, a 3.342 metros sobre el nivel del mar, con paisajes y naturaleza singular y calificada por la revista "Golf Digest", entre las más difíciles y atractivas del mundo.